Molière y Tartufo I: Contexto

Contexto:

Durante el S.XVII, Los escritores dependen de la corona. Molière está subvencionado con tal dinero. Tal corona entiende que ha de aliarse con la burguesía para luchar contra la iglesia y la nobleza. Esta alianza corresponde con los valores del humanismo. La monarquía francesa apoya a estos escritores que tengan de ideario el grecolatino.

Quedan desbancados esos géneros que tienen que ver con el ideario medieval, todo lo vinculado a las formas de la “farsa” son apartados. La fórmula de teatro profano que se propugna es aquella en la que el teatro ha de ser honesto y lícito, y no ofender a nadie. Esto no solo impide, o dificulta la representación de la ‘’farsa’’ en los teatros profanos, sino también a los autores clásicos. Pj. Plauto, Terencio ¿Se ajusta a la formula de no ofender a nadie?

Dentro del teatro culto, hay un cultivo exclusivo de la tragedia. Por que es un género elevado, en el que no se ofende a nadie, por lo menos en la fórmula que cultiva la tragedia francesa.

El grupo de la Plèiade, se convertirá en una de las referencias del cultivo tragico. Se recupera a Sófocles, Eurípides, intentan adaptar al teatro frances la forma de estos dos trágicos. Respetando la regla de las tres unidades, intentando adaptar el verso griego al alejandrino francés, y tratando, si bien temas morales — al ciclo de las tragedias griegas — o bien temas históricos. Nos encontramos ante una fórmula, de la cual hemos descartado las formulas del teatro isabelino. Porque una de las exigencias del teatro francés es la justicia distributiva. Las tragedias no se montan para que tengamos temor del bueno, y piedad del malo, cosa que se hacía, por ejemplo, con Shakespeare. En el teatro francés, los personajes inicuos son absolutamente malvados, los bondadosos son perfectamente virtuosos.

Renunciamos a la complejidad humana de la tragedia isabelina. Para conseguir suscitar esa piedad-temor en la tragedia, se apela a la acumulación de asesinatos,muertes, tragedias, encima de los personajes. Hay un criterio estricto: No se puede representar una muerte en escena. ¿Por que hay problema con que un actor represente la muete? Por el ejemplo de verosimilitud. Se debe crear una ilusion de realidad en el espectador, se pretende que el espectador esté identificado con lo que se está creando en escena, si un actor lo representa, de repente, el espectador despierta de la convención ficcional / ilusión a la realidad.

Si se representa una muerte, le vuelve la consciencia al espectador, y se aleja del sueño. La normativa del clasicismo no permite la muerte en escena de los actores.

Hay larguísimos parlamentos, y soliloquios, donde los personajes describen las muertes de los otros personajes. Por otro lado, entorpece el desarrollo de la acción. La tragedia no es una formula ágil, se convierte en un teatro antiteatral.

El teatro poco a poco se convierte en un medio de propaganda a favor de la corona. Para infundir valores burgueses. Los dramaturgos se encuentran en conflicto con el estado, pues deberán encontrar un equilibrio entre lo académico y lo que quieren escribir.

Los que tienen la necesidad de olvidar la normativa para desarrollar una formula teatral ágil, que no entre en las contradicciones del modelo teatral trágico cuando se ajusta a los patrones marcados, como las limitaciones morales que se intentan imponer al teatro.

1641, Luis XIII, publicará unos estatutos de los comediantes para intentar evitar la transmisión de contenidos amorales en el teatro. Estos estatutos, la corona se muestra muy consciente del valor del teatro para transmitir. Pero a la vez, se da cuenta, de que también puede transmitir valores que no se ajustan a lo que quiere la corona.

Deja un comentario