La mujer fatal (la femme fatale)

El tema de la mujer fatal lleva presente de forma frecuente en la literatura durante el S. XIX, asimismo en la obra de muchos pintores. Nos la presentan como una figura destructiva, y fascinante, como fuerza de la naturaleza, hermosa y salvaje; y llegó a ser tan conocido el término y su definición, que llegó a aparecer en varios diccionarios. Se la conoce como una mujer antítesis. Ya no es rubia y angelical; sino morena y con los ojos pintados de rojo, fumando una pipa.

El término «Femme fatale» ha existido desde siempre. Se entiende «Fatal» no solo como algo determinado por el hado o el destino; sino, además, que trae algo de desgracia e incluso la muerte. Rastreamos a muchas mujeres fatales a lo largo de la literatura, como por ejemplo:

  • La odisea, de Homero. Vemos a un Ulises que se encuentra con Circe, una mujer peligrosa e irresistible; el héroe clásico necesitará de la ayuda de sus amigos para sucumbir a su magia y fascinación
  • Clodia, amante de Catulo y de algunos otros; causa de su locura y de sus poemas a Lesbos, de tanta tristeza.
  • Elena de Troya, causante de la guerra de Troya.
  • Cleopatra; amante de Julio César y Marco Antonio, encarna una vez más a este estereotipo de mujer fatal.
  • La dama en la edad media, que debe ser conquistada de mil maneras por el caballero.

Pero durante el S. XIX reaparece con mucha fuerza. ¿Por qué? El resurgimiento de este mito tiene lugar en el 1860, especialmente en lugares como Inglaterra, Francia o Bélgica.

Causas de la reaparición del mito:

  • La gran alarma social que produjeron la aparición de movimientos feministas; cuyos inicios se remontan en los años 50 del S.XIX. Lo que demandaban era el derecho al voto, el libre acceso a la universidad, al trabajo…
  • Esto llevo a la alteración del espíritu puritano de la sociedad inglesa, que calificaban las demandas y protestas de estas mujeres como poco «honorables». Las trataban como mujeres «insanas»
  • Otra de las contribuciones a que surgiera el mito fue la consecuencia de la primera. Esta nueva mujer, feminista, odiada por la sociedad inglesa, dispuesta a luchar apasionadamente por sus derechos; acaba siendo temida por los hombres, pues se ven amenazados por su cada vez más notoria aparición en la vida social, se empieza a ver como rival. Esta mujer busca emanciparse, ponemos como ejemplo a Nora en Casa de Muñecas, de Ibsen (1879) y su famoso portazo. Esta clase de mujer se hará protagonista tanto en novela como teatro.
  • En el ámbito filosófico se crearon muchas influencias por parte de personalidades como Nietzsche, Schopenhauer, Nordau y su rechazo hacia las mujeres.

Casa de muñecas entrada

De esta manera el mito vuelve a asentarse en la sociedad occidental europea. Y acercándonos un poco más a nuestra época, vemos a grandes como Victor Hugo, Baudelaire, Freud, Marcel Proust, Dumas; entre otros, haber perdido la cabeza por mujeres así, y producir sonetos, cuadros, sinfonías inspirados por sus encantos. Son algo así como musas.

Hoy en día mujeres como Marilyn Monroe, Mata Hari, Alma Mahler o Sara Bernhard encarnan el mito de mujer fatal.

– Marilyn Monroe: Una de las más de las actrices del S. XX, modelo; llena de secretos

-Alma Mahler: Una mujer con mucha polémica a su alrededor, símbolo de la historia del arte

-Mata Hari: la famosa espía y bailarina, condenada con pena de muerte.

-Sara Bernhardt: Cautivó y enloqueció a los parisinos, siendo una de las mejores de las actrices de su época.

 

tumblr_nm1ve2T3OJ1rlm2lro1_500     marilyn-monroe-392933_960_720

Mata Hari y Marilyn Monroe.

¡Gracias por seguirnos!

Deja una respuesta