Shakespeare y el barroco

Escepticismo de Shakespeare

– Inglaterra sometida a un grado de crisis social, intenta evadirse, aliviar las tensiones a través de la creencia en la astrologia, supersticion, brujeria..

El escepticismo está puesto en su teatro y esto hace que su dramaturgia tenga alcance mundial.

Esto permite que sus personajes se construyan como seres de gran profundidad psicologica, le permite al autor generar un caudal de metáforas, de imágenes, de una enorme potencia gótica. Es un tópico que sus obras transmitan algo esencial de la naturaleza humana.

Shakespeare es asequible, tiene algo que decirle a todos, alcanza al corazón de cada espectador.

Samuel Johnson, lejos de explicar las costumbres de una época, desea hablar de la naturaleza humana, sobre su esencia, a pesar de que no es esencialista.

Shakespeare quiere hablar sobre la naturaleza, el cosmos, el orden del mundo, de manera que sus personajes — el ser humano — nunca va a comprenderse en sus obras al margen de ese contexto cosmico y precisamente porque el ser humano se presenta en medio d esa naturaleza caotica, desamparado.

Esta vision del ser humano y del mundo está visto de una perspectiva no solamente moralmente neutra, sino cosmica. Sería el punto de vista que tendria la naturaleza si pudiese observarse a sí misma.

John Keats, habla de la capacidad negativa de Shakespeare, que consistiría en el hecho que Shakespeare se permite observar toda una serie de ambiguedades, de contradicciones, sin necesidad de resolverlas, se permite observar las contradicciones propias de la existencia tal y como aparecen en la existencia. La capacidad de sintesis es la de plantear esta promiscuidad de la naturaleza, en la que coexisten la amabilidad, la maldad, que no siempre quedan explicados en una explicacion unitaria que consiga replegarlos.

Esto se explica con Nietzsche —> El nacimiento de la tragedia 1882, la tragedia se define como una vision de la existencia en la que los aspectos más caoticos no quedan contenidos con una explicacion racional del mundo que proporcione orden a la naturaleza. La tragedia es el género teatral que se encarga de representar el mundo de ese modo: sin reducirlo a ninguna explicacion tranquilizadora. Nietzsche habla que la tragedia, que es una aproximación a lo que el mundo tiene de monstruoso, un sin sentido.

La capacidad de cambio de los Personajes, muchas de sus tragedias consisten en despojar de un personaje de sus propiedades, de su posicion social, de todas sus certezas, toman a un personaje y lo dejan desnudo, lo van despojando hasta dejarlo en completo desamparo, tiene que construirse en medio de la incertidumbre, renunciando a las certezas que lo habían sostenido al principio de la obra. Por eso se habla de la autonomia de los personajes Shakesperianos, de su libertad, que tienen capacidad de cambio.

Hegel, dirá,en la filosofia de las buenas artes, que los personajes shakesperianos están al margen de la locura y los deja con suficientes materiales para dar un proceso de cambio.

Este proceso es posible, son capaces de escucharse a sí mismos, son fruto de una introspección constructiva que queda latente en los monologos que caracterizan los personajes shakesperianos, individuos que aparecen totalmente solos.

En el Rey lear, ¿Se escuchan los personajes? Escucha lo que quiere escuchar ¿Se niega a escuchar todo el rato? Él cambia porque ha sido capaz de escuchar a otros personajes. Es una de las obras que menos tiende al monólogo.

Deja un comentario