William Blake: «Cantos de inocencia»

Se recupera a Blake en el S. XX gracias a sus temas pictóricos, sobre la naturaleza… Lo hacemos de manera más clasificadora. En el S.XX no hay prejuicios sobre lo imaginario, se sabe que el mundo onírico como la razón forma parte de nuestra mente.

Nos interesa menos por la huella que deja en el S.XIX, y más por la que deja en el S. XX. Se convierte en un autor muy valorado. Esta fuente aporta una cantidad de material para el alma humana, del espíritu y del imaginario. En el S. XX se ha entendido más sus poemas. Se tiene la idea de que mundos nuevos pueden surgir.

La creación poética de Blake es desordenada, pero muy coherente. Lo que primero publican son los cantos de inocencia, sin leer más no entenderemos nada. Estos cantos son un primer momento que se continúan en los cantos de experiencia y finalmente con los cantos proféticos.

Escoge una poesía que funciona gracias al ritmo, que viene dado gracias a la repetición de palabras. En los cantos de inocencia se repite Anjoy. La poesía es repetitiva pero es un leitmotiv. Hace una combinación de sonidos, dulce, melodiosa, musical, armoniosa etc. Se agradece la libertad de composición.

¿Cuál es la temática? En los cantos de inocencia encontramos un espacio-tiempo que se hace evidente desde el principio. No hay intencionalidad histórica, es metafórico, alegórico, nos encontramos en un tiempo que puede tener un detalle descriptivo: el campo, la naturaleza; pero no intenta registrarlo en ningún lugar.  Esa naturaleza, que está llena de detalles, que constituye finalmente un Edén, un paraíso, un sueño, un mito, una nostalgia. El retorno a los orígenes, reencontrarse con el paraíso perdido. Ese mundo está habitado por personajes muy amables: niños, corderitos inocentes – Símbolos de Jesucristo – Habrá una fusión de mitos y relatos, no hay poesía sin una manifestación de espiritualidad – la biblia – Para él, la biblia no solo es un libro creativo, sino psicológico, puesto que ahonda en la necesidad del ser humano de dar un rostro al misterio. Todos los diversos cantos representan como el niño hace un aprendizaje en la vida. El viaje es sensorial. El niño disfruta con todas las sensaciones: el río, el cielo… Son cantos que no hacen más que traducir ese estado que es muy onírico – A diferencia de Rousseau, la naturaleza para él es muy real –

En la reflexión que hace Blake, acaba explicando finalmente el génesis. Esta naturaleza poblada por niños y corderitos. Estas imágenes bucólicas, representan este anhelo del ser humano de felicidad, sobre todo, cuan alejado está su imaginario de una problemática que denominamos ‘’La problemática de mal’’.

Blake no ‘’cree’’ en dios, cree en la herencia que Dios ha dejado en nosotros. Blake cree en la necesidad de un mundo nuevo que solo puede llevarlo a cabo el hombre. Es el héroe.

Sintetiza el pensamiento de los filósofos cuando anuncia que el mundo tiene que cambiar. Cree que la imaginación es el motor de la diferencia, del cambio.

Deja una respuesta